Occidente ha sido invadido por terroristas que amenazan con inmolar al mundo en nombre de Alá: nuestros gobiernos son cómplices

Cuando hablan de “multiculturalismo”, realmente se refieren a rechazar las tradiciones judeocristianas y occidentales, para abrazar el islamismo
Foto de أخٌ‌في‌الله en Unsplash
Foto de أخٌ‌في‌الله en Unsplash

A lo largo de las principales capitales europeas ha repetido el mismo esquema: miles de seguidores de Hamás y la causa palestina han inundado las calles de Londres, París, Berlín, Amsterdan, e incluso Toronto al otro lado del mundo. Buena porción de ellos no lo hace a favor de la paz, de una solución que contemple dos Estados, lo hace a favor de erradicar a Israel y a su población de la faz de la tierra.

Hoy en Amsterdam, más de 10.000 almas gritaban: «Ofrecemos nuestras almas y nuestra sangre a los mártires» y «No hay más dios que Alá, un mártir es amado por Alá».

El pasado 8 de octubre el oficial de Hamás, Ali Baraka, declaraba: «Los israelíes son conocidos por amar la vida. Nosotros por otra parte, nos sacrificamos a nosotros mismos. Consideramos que nuestra muerte nos convierte en mártires. Lo que un palestino desea más es ser martirizado en el nombre de Alá».

Probablemente estemos ante uno de los puntos históricos de ebullición y colapso de las sociedades. No, el mundo no se va a acabar mañana, en 10 años o en un siglo, pero ciertamente, es muy probable que vengan cambios radicales en los próximos años, y todo apunta, a que no serán para bien.

Demográficamente los países africanos y del Medio Oriente —con una población altamente musulmana— son los que vienen creciendo a un ritmo más acelerado, mientras tanto, en Occidente nuestros políticos nos dicen que no debemos reproducirnos amén del cambio climático, se promueve la ideología de género y el adoctrinamiento LGBTQ en las escuelas, y buena parte de nuestras naciones enfrentan una crisis de mano de obra debido al exceso de personas mayores y la falta de gente joven.

Si miramos el panorama actual desde un punto de vista geopolítico, es difícil comprender por qué los políticos y lideres de Occidente parecieran estar trabajando para arruinar nuestros países y dejarnos a la merced del extremismo islámico y las tiranías orientales como la de China.

En la actualidad, las personas que no tienen una cuenta en “X”, viven en una realidad paralela donde todo es perfecto, pareciera el mundo distópico de Huxley donde tomas tu dosis de soma y no hay problemas. El soma de hoy pareciera ser Instagram y TikTok, espacios comunicacionales donde se censura la verdad, se bloquean las voces disidentes y el algoritmo a su vez te provee con retos de bailes estúpidos, tips de belleza y propaganda woke.

Si no despertamos a la mayor parte de la población en nuestras sociedades occidentales, nuestro estilo de vida occidentalizado, ese de libertades y prosperidad extendida, va a ser sustituido por un mundo en el que, o tendremos que obedecer lo que diga Xi Jinping, o tendremos que callar ante las imposiciones religiosas y culturales de Mahoma.

Hoy más que nunca debemos estar atentos a la forma en que la izquierda internacional y globalista ha manipulado y deformado el lenguaje con la intención de destruir nuestras naciones e imponer sistemas colectivistas. Cuando ellos hablan de “justicia social”, realmente se refieren a robar a unos para darle a otros. Cuando hablan de “multiculturalismo”, realmente se refieren a rechazar las tradiciones judeocristianas y occidentales, para abrazar el islamismo. Cuando afirman que debemos ser “inclusivos”, se refieren a una inclusión que aparte a quienes se opongan al progresismo que corroe Occidente y admita a las mentes débiles que se adhieren a los postulados del globalismo.

Sociológica y geopolíticamente, estamos en una época realmente extraña, donde los líderes de nuestras naciones parecieran colaborar, ser cómplices de nuestra auto desintegración, nosotros debemos resistir de pie y señalarlos. Nuestra misión es dejarlos al desnudo, de lo contrario, Occidente como idea fallecerá y a nosotros y nuestros hijos, nos quedará vivir en mundo distópico donde “no tendrás nada, pero serás feliz”, y deberemos compartir el destino con los hijos de Allah que consideran que inmolarse y acabar con nuestras vidas es el camino a la redención.

Emmanuel Rincon

Emmanuel Rincón es un escritor y abogado con premios literarios internacionales y 8 libros publicados. Es CEO de Informe Orwell y la consultora política Regional Renaissance

Informe Orwell es un medio de información independiente que parte de dos principios base para su funcionamiento: verdad y libertad.

En tiempos donde la mayoría de los medios de “comunicación” se han transformado en vehículos de propaganda del poder establecido y los políticos, nuestro equipo busca contrarrestar la desinformación hegemónica y sacar a relucir las noticias que incomodan al eje dominante.

Si está en sus posibilidades, le agradeceríamos donación de recursos que emplearemos en mantener operativo nuestro sitio web, pagar servidores y los salarios de nuestro equipo, para así poder seguir informándoles.

Cualquier donación es bien recibida.

                 

También agradecemos que comparta nuestro trabajo en redes sociales para poder llegar a millones de personas en el mundo.

Te recomendamos leer:

¿Nos brindas un café?

Tu apoyo es indispensable para poder sostener nuestro equipo e informar a la población.