Los vietnamitas admiran los sistemas económicos capitalistas, según un nuevo estudio

Aunque sigue siendo nominalmente un país "socialista", Vietnam ha ido avanzando constantemente en la dirección del libre mercado, y los vietnamitas tienen en general sentimientos positivos hacia los países capitalistas.
Vietnam: Foto de Tron Le en Unsplash

Por: Dr Rainer Zitelmann.

Oficialmente, Vietnam se autodenomina «socialista», pero desde las reformas de Doi Moi a finales de los años ochenta, el país ha ido avanzando hacia una economía de mercado. Vietnam se ha abierto al exterior más que China, acoge a inversores privados y el espíritu emprendedor se hace sentir en todo el país. En Vietnam, el instituto de investigación de la opinión pública Indochina Research realizó una encuesta telefónica representativa a 800 personas entre el 19 de octubre y el 7 de noviembre de 2022, cuyos resultados he publicado ahora en mi libro How Nations Escape Poverty.

Queríamos saber qué sistemas económicos de todo el mundo admiran más nuestros encuestados vietnamitas. Así, les preguntamos si tenían una opinión positiva o negativa de los sistemas económicos de los siguientes países: China, Corea del Sur, Corea del Norte, Japón, Taiwán, Francia, Singapur, Estados Unidos y Rusia.

Los claros vencedores fueron todos los países capitalistas: Japón con un 82% de aprobación, Corea del Sur con un 79% y Singapur con un 78%. Estados Unidos obtuvo un 71% de aprobación. Rusia recibió un índice de aprobación igual de alto, un resultado difícil de entender dada la ineficacia del sistema económico ruso.

Por el contrario, los dos países de la lista que se describen a sí mismos como socialistas -como Vietnam- recibieron los niveles más bajos de aprobación: sólo el 40% de los encuestados vietnamitas admiraba el sistema económico de China, mientras que el 55% dijo que lo desaprobaba. La proporción de encuestados a los que les gustaba el sistema económico de Corea del Norte era aún menor, el 35%, mientras que el 38% lo rechazaba.

Es posible, sin embargo, que los resultados expresen en parte una simpatía/antipatía general por los países. Por ejemplo, sabemos que Estados Unidos, a pesar de la guerra de Vietnam, está bien considerado en general en Vietnam, mientras que China tiene una imagen muy negativa. Entre los jóvenes vietnamitas encuestados menores de 30 años, el sistema económico estadounidense es de hecho el segundo más popular después del japonés, junto con el de Corea del Sur. Y la aprobación del sistema en Corea del Norte es aún menor que en el conjunto de la población.

Vietnam: ¿Qué sistemas económicos le gustan a los vietnamitas?

Pregunta: «Cuando piensa en diferentes sistemas económicos de distintos países, ¿cuál le gusta más y cuál menos?».

Respuesta: «Me gusta el sistema económico de este país».

Fuente: Indochina Research

Aunque Vietnam se autodenomina socialista, la población -especialmente los jóvenes- está más alineada con países capitalistas como Japón y Estados Unidos. Los vietnamitas han aprendido que el capitalismo no es -como creen muchos occidentales- responsable de la pobreza, sino todo lo contrario: sólo el capitalismo ayuda a la gente a salir de la pobreza.

Antes de que se iniciaran las reformas económicas, cada mala cosecha provocaba hambre, y Vietnam dependía del apoyo del Programa Mundial de Alimentos de la ONU y de la ayuda financiera de la Unión Soviética y otros países del bloque oriental. En 1993, el 79.7% de la población vietnamita vivía en la pobreza. En 2006, la tasa había descendido al 50.6%. En 2020, era sólo del 5%.

Vietnam es ahora uno de los países más dinámicos del mundo, con una economía vibrante que crea grandes oportunidades para la gente trabajadora y los empresarios. De un país que, antes de que comenzaran las reformas de mercado, era incapaz de producir suficiente arroz para alimentar a su propia población, ha pasado a ser uno de los mayores exportadores de arroz del mundo, y también un importante exportador de productos electrónicos.

Si Vietnam sigue su actual senda de libre mercado y logra aplicar las reformas que aún están pendientes, tiene muchas posibilidades de convertirse en una de las principales economías del mundo. Sin embargo, si Vietnam -como China en los últimos años- olvida por qué ha logrado mejoras tan enormes en el nivel de vida y vuelve a depender más del Estado, estaría desperdiciando una gran oportunidad.

Otra conclusión de nuestra encuesta en 35 países: En la mayoría de los países, la gente asocia «capitalismo» con términos negativos. En Vietnam, en cambio, la gente tiende a asociar «capitalismo» con características positivas, como «progreso» (81%), «innovación» (80%), «una amplia gama de bienes» (77%), «prosperidad» (74%) y «libertad» (71%). Los términos negativos como «avaricia» y «corrupción» (64% cada uno) o «frialdad» (55%) se seleccionan con algo menos de frecuencia.

Rainer Zitelmann es autor del libro How Nations Escape Poverty, que contiene los resultados detallados de la encuesta. How Nations Escape Poverty también está disponible en Amazon.

Este artículo ha sido republicado con autorización de FEE.

FEE

La Fundación para la Educación Económica defiende el libre mercado y las libertades individuales desde 1946

Informe Orwell es un medio de información independiente que parte de dos principios base para su funcionamiento: verdad y libertad.

En tiempos donde la mayoría de los medios de “comunicación” se han transformado en vehículos de propaganda del poder establecido y los políticos, nuestro equipo busca contrarrestar la desinformación hegemónica y sacar a relucir las noticias que incomodan al eje dominante.

Si está en sus posibilidades, le agradeceríamos donación de recursos que emplearemos en mantener operativo nuestro sitio web, pagar servidores y los salarios de nuestro equipo, para así poder seguir informándoles.

Cualquier donación es bien recibida.

                 

También agradecemos que comparta nuestro trabajo en redes sociales para poder llegar a millones de personas en el mundo.

Te recomendamos leer: