Terrorista de Hamás a su familia: «Miren las fotos que les envié por WhatsApp. He matado a diez personas. Tengo sangre judía en mis manos. Espero que estén orgullosos de mí»

El portavoz del Ejército admitió que en los últimos días han enfrentado un "dilema" sobre si mostrar y difundir estas imágenes, pero aclaró que son parte del proceso interno que Israel necesita para "entender por qué estamos en guerra".
Grupo terrorista Hamás
Grupo terrorista Hamás (Telegram Hamás)

Imágenes de terror en vivo, escenas de pesadilla de ríos de sangre, cadáveres calcinados y un soldado decapitado se presentaron en una compilación de material audiovisual, gran parte de él inédito. El Ejército israelí mostró este escalofriante metraje a los medios de comunicación hoy con el objetivo de dar a conocer la brutalidad de la masacre perpetrada por Hamas en Israel el pasado 7 de octubre y para respaldar las acusaciones de «crímenes de lesa humanidad».

Más de cien periodistas de medios extranjeros fueron convocados a una base militar al norte de Tel Aviv para presenciar esta grabación de 43 minutos y 44 segundos. La compilación incluye imágenes captadas por las cámaras GoPro que llevaban consigo los miembros de Hamas, grabaciones de las cámaras de seguridad de los kibutz atacados, imágenes de vigilancia de carreteras y vídeos grabados con teléfonos móviles por víctimas, soldados y personal médico.

Antes de la proyección, el portavoz del Ejército israelí, el almirante Daniel Hagari, emitió una advertencia contundente: «Lo que verán en estas imágenes son crímenes de lesa humanidad. Revelan que los terroristas de Hamas ingresaron a Israel con el único propósito de atacar a civiles».

Una de las escenas más desgarradoras, que dejó a los periodistas en la sala profundamente conmocionados, muestra a un padre con sus dos hijos, de aproximadamente 12 y 10 años, en ropa interior, saliendo de su refugio en el patio de su casa en uno de los kibutz más cercanos a la Franja de Gaza. Lo hacen al escuchar disparos y explosiones.

Dos miembros de Hamas, fuertemente armados, los ven entrar y lanzan una granada hacia el refugio. El padre se convierte en un escudo humano para proteger a sus hijos. Salen llorando, y un miembro de Hamas los lleva dentro de la casa, ofreciéndoles agua y Coca-Cola de su propia nevera mientras los niños, en estado de shock, lloran y gritan.

«¿Por qué sigo vivo? ¿Por qué sigo vivo?» solloza el niño mayor, tratando de consolar a su hermano, quien afirma que no puede ver por un ojo. La escalofriante secuencia combina imágenes de las cámaras de seguridad dentro de la casa y las de la comunidad en el patio exterior.

Minutos después, llega la madre con dos guardias de seguridad del kibutz y descubren el cuerpo destrozado del padre en la puerta del refugio, resultado del heroico acto del padre. Aunque no hay sonido, su grito mudo de angustia trasciende la pantalla, y de inmediato se ve cómo los guardias intentan calmarla, tapándole la boca para que sus lamentos no se escuchen mientras la llevan a un lugar seguro.

Esa secuencia llega a su fin, pero siguen decenas de clips que muestran otros asaltos a casas en kibutz vecinos y la masacre en el festival de música electrónica de Reim, donde muchos se escondieron en baños portátiles o debajo de autos, solo para ser tiroteados sin piedad por los milicianos de Hamas, asegurándose de que no hubiera sobrevivientes.

Gran parte de las imágenes fueron capturadas por las cámaras que llevaban consigo los aproximadamente 1,500 miembros de Hamas que murieron en enfrentamientos posteriores con las tropas israelíes, después de ser examinadas por las autoridades.

De estas imágenes se han extraído los pasajes más perturbadores, como el asesinato de una joven escondida bajo una mesa, suplicando que no la maten, o la brutal paliza que un hombre moribundo recibe en la cabeza mientras sus agresores gritan «Allahu Akbar» (Dios es grande) en árabe.

También se escucha una llamada que un atacante de Hamas realiza a sus padres en Gaza desde el teléfono de una de sus víctimas. «Miren las fotos que les envié por WhatsApp. He matado a diez personas. Tengo sangre judía en mis manos. Espero que estén orgullosos de mí», le cuenta a sus padres, quienes, aterrorizados y llorando, le suplican que regrese.

El portavoz del Ejército admitió que en los últimos días han enfrentado un «dilema» sobre si mostrar y difundir estas imágenes, pero aclaró que son parte del proceso interno que Israel necesita para «entender por qué estamos en guerra».

Enfatizó que esto no tiene nada que ver con los palestinos o el islam, sino que se trata de evitar que el terror prevalezca. Hamas, un grupo islamista, gobierna de facto la Franja de Gaza desde 2007.

Este brutal y sangriento ataque del 7 de octubre marcó el inicio de la guerra entre Israel y las milicias islamistas de Gaza, que ha cobrado más de 1,400 vidas en Israel, en su mayoría civiles asesinados en el día más mortífero de la historia de Israel. Además, 222 personas fueron secuestradas en el enclave y alrededor de cien siguen desaparecidas.

Los intensos y despiadados bombardeos de represalia por parte de Israel en la Franja han causado más de 5,000 muertes, con al menos el 70% siendo mujeres, niños y ancianos, lo que lo convierte en una de las mayores catástrofes humanitarias en la historia del atribulado enclave.

Ian Orwell

Ian Orwell es el editor en jefe de Informe Orwell, viajó desde el futuro para alertar a la humanidad sobre los peligros del totalitarismo y el colectivismo

Informe Orwell es un medio de información independiente que parte de dos principios base para su funcionamiento: verdad y libertad.

En tiempos donde la mayoría de los medios de “comunicación” se han transformado en vehículos de propaganda del poder establecido y los políticos, nuestro equipo busca contrarrestar la desinformación hegemónica y sacar a relucir las noticias que incomodan al eje dominante.

Si está en sus posibilidades, le agradeceríamos donación de recursos que emplearemos en mantener operativo nuestro sitio web, pagar servidores y los salarios de nuestro equipo, para así poder seguir informándoles.

Cualquier donación es bien recibida.

                 

También agradecemos que comparta nuestro trabajo en redes sociales para poder llegar a millones de personas en el mundo.

Te recomendamos leer:

¿Nos brindas un café?

Tu apoyo es indispensable para poder sostener nuestro equipo e informar a la población.