Pol Pot: ¿Cómo llegó al poder el líder comunista que terminaría matando al 25 % de la población de Camboya en 4 años?

El comunista prohibió el dinero e intentó establecer una economía basada en el trueque y la redistribución controlada por el Estado, lo que resultó en escasez generalizada y condiciones de trabajo forzado
Pol pot
Pol Pot recibiendo a Nicolae Ceauşescu, líder de la República Socialista de Rumania, en 1978. De Desconocido - http://fototeca.iiccr.ro/picdetails.php?picid=45014X1X4, Attribution, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=10838282

El régimen liderado por Pol Pot en Camboya, conocido como el Jemer Rojo, marcó uno de los episodios más sombríos del siglo XX. Desde 1975 hasta 1979, este líder comunista y su partido, el Partido Comunista de Kampuchea, impusieron un régimen brutal que dejó un legado de destrucción y sufrimiento.

Pol Pot, cuyo nombre real era Saloth Sar, ascendió al poder en Camboya en 1975 tras una larga y clandestina lucha política.

La ascensión de Pol Pot al poder fue facilitada por la debilidad política y la inestabilidad en Camboya después de la retirada de las tropas estadounidenses en 1973. La desconfianza hacia el régimen existente y la promesa de cambio atrajeron a muchos seguidores. El Jemer Rojo ganó terreno en la guerra civil camboyana y, finalmente, tomó la capital, Phnom Penh, en 1975.

Co-fundador del Partido Comunista de Kampuchea, sus tácticas de guerrilla y su capacidad para mantenerse en las sombras le permitieron consolidar su posición gradualmente. La desestabilización política y social causada por la Guerra de Vietnam fue hábilmente aprovechada por Pol Pot para avanzar su agenda revolucionaria marxista.

Pol Pot buscaba establecer una sociedad agraria utópica basada en sus interpretaciones del marxismo y el maoísmo. En su visión, la sociedad industrializada era vista como corrupta, y él buscaba volver a un modelo agrario, donde la población trabajaría en comunas agrícolas. Esta visión llevó a la evacuación forzada de las ciudades, dejando a millones de personas desplazadas y expuestas a condiciones extremas.

Se estima que al menos entre 1.7 y 2 millones de personas murieron como resultado de ejecuciones, torturas, trabajos forzados, hambre y enfermedades. Los llamados «ajustes» políticos y las purgas internas llevaron a la eliminación sistemática de aquellos percibidos como amenazas al régimen; esa cantidad representaba en aquel entonces el 25 % de la población. Es decir, 1 de cada 4 camboyanos perdió la vida o fue asesinado en 4 años del sistema comunista.

La brutalidad del Jemer Rojo se tradujo en un impacto demográfico significativo que dejó a la nación con heridas profundas y un trauma colectivo duradero.

En el ámbito económico, las políticas radicales implementadas por el Jemer Rojo llevaron a un colapso económico severo. La colectivización agraria, la abolición de la propiedad privada y la eliminación de instituciones financieras desmantelaron las estructuras económicas existentes. La prohibición del dinero y el intento de establecer una economía basada en el trueque y la redistribución controlada por el Estado resultaron en escasez generalizada y condiciones de trabajo forzado. La falta de incentivos y la destrucción de la infraestructura económica contribuyeron a un deterioro económico generalizado que afectó no solo a la generación presente, sino también a las futuras.

Durante el régimen del Jemer Rojo, Pol Pot encontró aliados en China, que proporcionó apoyo logístico y militar.

La población camboyana, sometida a condiciones inhumanas, mostró una resistencia valiente. A pesar de la opresión, algunos individuos y grupos clandestinos se levantaron contra el régimen. La resistencia armada y las protestas clandestinas surgieron como actos de desafío frente a la brutalidad del Jemer Rojo.

En 1979, Vietnam, preocupado por la violencia fronteriza y la persecución de las minorías étnicas, invadió Camboya y derrocó al régimen de Pol Pot. Aunque esta intervención puso fin al gobierno del Jemer Rojo, la violencia y el sufrimiento persistieron en la década siguiente.

Pol Pot huyó y vivió en la clandestinidad, y en 1997 murió en circunstancias misteriosas. Su muerte no marcó el final de la búsqueda de justicia por las atrocidades cometidas bajo su liderazgo, y los juicios posteriores a miembros clave del Jemer Rojo se llevaron a cabo para responsabilizar a aquellos involucrados en los crímenes de lesa humanidad.

Ian Orwell

Ian Orwell es el editor en jefe de Informe Orwell, viajó desde el futuro para alertar a la humanidad sobre los peligros del totalitarismo y el colectivismo

Informe Orwell es un medio de información independiente que parte de dos principios base para su funcionamiento: verdad y libertad.

En tiempos donde la mayoría de los medios de “comunicación” se han transformado en vehículos de propaganda del poder establecido y los políticos, nuestro equipo busca contrarrestar la desinformación hegemónica y sacar a relucir las noticias que incomodan al eje dominante.

Si está en sus posibilidades, le agradeceríamos donación de recursos que emplearemos en mantener operativo nuestro sitio web, pagar servidores y los salarios de nuestro equipo, para así poder seguir informándoles.

Cualquier donación es bien recibida.

                 

También agradecemos que comparta nuestro trabajo en redes sociales para poder llegar a millones de personas en el mundo.

Te recomendamos leer:

¿Nos brindas un café?

Tu apoyo es indispensable para poder sostener nuestro equipo e informar a la población.