Parlamento alemán acepta la petición constitucional para «autodeterminación sexual de niños» de un activista pro-pedofilia con votos de la izquierda

La votación tuvo lugar el 19 de octubre y contó con el respaldo de representantes de los partidos Socialdemócrata, Liberal y Verde, alcanzando así la aprobación necesaria de al menos dos tercios de los votos
Foto de Alemania: Maheshkumar Painam en Unsplash
Foto de Alemania: Maheshkumar Painam en Unsplash

El Bundestag alemán ha aceptado una petición para modificar la Constitución en relación con los derechos de los niños, presentada por un grupo de activistas pro-pedofilia. La organización Krumme-13, defensora de la reducción de la edad de consentimiento y la legalización de la pornografía infantil, anunció en su sitio web que la resolución elaborada por su fundador, Dieter Gieseking, ha obtenido suficientes votos para ser incluida en la Constitución, o Ley Básica.

La petición de Gieseking modifica el Artículo 6 de la Ley Básica para incorporar declaraciones sobre los derechos de los niños, argumentando que «los niños deben ser considerados sujetos legales con sus propios derechos». Presentada por primera vez al Bundestag el 22 de mayo de 2019, ha pasado por un extenso proceso de revisión.

Dentro del texto de la petición se encuentra la afirmación de que los niños tienen «el derecho de expresar su opinión en todos los asuntos que afecten su bienestar emocional, mental y físico» y «el derecho al libre desarrollo de su personalidad». Es importante destacar que la «autodeterminación sexual» se incluye en el Artículo 2 de la Ley Básica bajo la frase «libre desarrollo de la personalidad», según lo señalado por Gieseking en su sitio web.

Tanto la petición como el Bundestag citan la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño como referencia. Aunque normalmente se requiere el respaldo de más de 50,000 ciudadanos para modificar la Constitución nacional, Gieseking fue informado por el Comité de Peticiones en febrero de 2021 de que la petición del grupo pro-pedofilia se sometería a votación junto con otras sobre derechos de los niños.

La votación tuvo lugar el 19 de octubre y contó con el respaldo de representantes de los partidos Socialdemócrata, Liberal y Verde, alcanzando así la aprobación necesaria de al menos dos tercios de los votos. Es importante mencionar que la petición de Krumme-13 se encuentra bajo el código numérico 20/8782, petición 4-19-07-10000-043821, sin mencionar el nombre de Gieseking ni el título de la organización.

Esta enmienda sobre «derechos de los niños» es una de varias peticiones que Gieseking ha presentado al gobierno, pero la primera en ser votada y aceptada. Inicialmente, la propuesta fue presentada junto con declaraciones que pedían el reconocimiento de la pedofilia como una identidad sexual.

«Además de todos los derechos propuestos para los niños, la autodeterminación sexual también debe ser protegida e incluida en la Ley Básica», señala una publicación de K13 fechada en julio de 2022. «La pedofilia también debe incluirse en la identidad sexual. Los pedófilos, en particular, deben estar fundamentalmente protegidos de la discriminación en la Ley Básica. Y esto es completamente independiente del derecho penal sexual. La gran mayoría de los aproximadamente 250,000 pedófilos no cometen ninguno de estos tipos de delitos. La pedofilia es una identidad sexual separada», dice el texto.

Los activistas exigen que la «identidad sexual pedófila» esté «protegida contra la discriminación, criminalización, exclusión y persecución» bajo las leyes de igualdad de Alemania. Cabe destacar que en alemán, no se hace distinción entre el sexo biológico y el concepto de género socialmente construido, lo que puede generar superposiciones lingüísticas con las demandas de activistas trans.

A través de K13, Gieseking y sus seguidores abogan por la reducción de la edad de consentimiento y la legalización de la pornografía infantil, así como por la despenalización de las relaciones sexuales entre adultos y niños.

«Legalizar la sexualidad claramente autodeterminada entre personas mayores y menores de 14 años es la mejor protección contra la violencia sexual real contra los niños», escribió Gieseking en otra petición al gobierno, al tiempo que abogaba por la abolición de las Secciones 176 [Abuso sexual de niños] y 188 [Difusión, adquisición y posesión de contenido pornográfico infantil] del código legal. Gieseking defiende la distinción entre «consentimiento sexual» y «violencia sexual» en lo que respecta a los actos sexuales entre adultos y niños, ya que cree que los niños pueden dar su consentimiento para tener relaciones sexuales con adultos, y sostiene que solo debería criminalizarse esta última.

Gieseking, un exfuncionario de la Guardia Fronteriza Federal de 68 años, fundó K13 en Trier en 1993 y promovió el grupo como una «organización de autoayuda» para «pedosexuales». Ha sido acusado repetidamente de posesión de pornografía infantil, reportó Reduxx.

En 1996, Gieseking fue condenado a dieciocho meses, de los cuales cumplió un año en prisión, por operar un servicio de pornografía infantil por correo desde una camioneta. En 2003, Gieseking volvió a comparecer en el tribunal acusado de posesión de materiales de abuso sexual infantil obtenidos entre julio de 1999 y enero de 2001. La pornografía fue encontrada en la computadora de Gieseking después de un registro en su residencia en agosto de 2001. Sus dispositivos contenían un total de 216 archivos de imágenes de niños desnudos, y fue condenado a ocho meses de prisión.

En ese momento, también se acusó a Gieseking de enlazar a una página de pornografía infantil en su sitio web. Este enlace fue descubierto por jugendschutz.net, una organización creada por el gobierno federal para proteger a los menores en línea.

En una entrevista de 2014 con Taz Online, Gieseking abogó por reducir la edad de consentimiento a los 12 años y afirmó que las interacciones sexuales adultas con niños pequeños deberían «discutirse por separado».

«El tabú de la pedofilia debe romperse finalmente en todos los niveles de la sociedad. Si un pedófilo puede salir sin temor a la exclusión o incluso a la demonización, entonces esta es la mejor prevención contra el abuso infantil», dijo Gieseking al medio.

«Para bebés y niños pequeños y estudiantes de primaria, la componente sexual en tal ‘relación’ es problemática. Esto tendría que discutirse por separado. Desde una perspectiva de política sexual, una edad de consentimiento de 12 años es apropiada y desde hace mucho tiempo está pendiente en la sociedad ilustrada de hoy. Hay niños y niñas que toman la iniciativa en una relación amistosa y sexual con un pedófilo. Por lo tanto, es necesario una reforma de la ley penal sexual que haga justicia a todos los involucrados», alega Gieseking.

Ian Orwell

Ian Orwell es el editor en jefe de Informe Orwell, viajó desde el futuro para alertar a la humanidad sobre los peligros del totalitarismo y el colectivismo

Informe Orwell es un medio de información independiente que parte de dos principios base para su funcionamiento: verdad y libertad.

En tiempos donde la mayoría de los medios de “comunicación” se han transformado en vehículos de propaganda del poder establecido y los políticos, nuestro equipo busca contrarrestar la desinformación hegemónica y sacar a relucir las noticias que incomodan al eje dominante.

Si está en sus posibilidades, le agradeceríamos donación de recursos que emplearemos en mantener operativo nuestro sitio web, pagar servidores y los salarios de nuestro equipo, para así poder seguir informándoles.

Cualquier donación es bien recibida.

                 

También agradecemos que comparta nuestro trabajo en redes sociales para poder llegar a millones de personas en el mundo.

Te recomendamos leer: