Nuevo estudio apunta que las vacunas del COVID-19 pueden haber contribuido al aumento del exceso de muertes en Occidente

El estudio también señaló que el inicio de la mortalidad en exceso a principios de 2021 en Alemania coincidió con el despliegue de vacunas
Foto de Daniel Schludi en Unsplash

En un reciente estudio realizado por investigadores de la Universidad Vrije en Ámsterdam, se ha descubierto que han habido más de tres millones de muertes en exceso desde el año 2020. Esta alarmante cifra incluye muertes por el COVID-19, así como los efectos indirectos de las estrategias de salud implementadas para combatir la propagación y la infección del virus. El estudio analizó datos de 47 países occidentales y encontró que la tendencia de las muertes en exceso continuó a pesar del despliegue de vacunas y las medidas de contención.

Los investigadores han planteado serias preocupaciones sobre el número sin precedentes de muertes en exceso y han pedido a los gobiernos que investiguen a fondo las causas subyacentes. El estudio sugiere que las cifras «sin precedentes» «plantearon preocupaciones serias» y enfatizó la necesidad de investigar aún más los posibles daños de las vacunas contra el COVID-19.

Los autores del estudio destacaron que, aunque las vacunas fueron proporcionadas para proteger a los civiles de sufrir morbilidad y mortalidad por el virus COVID-19, se han documentado casos de lesiones graves y muertes posteriores a la vacunación. Hicieron un llamado a los gobiernos para que investiguen aún más los posibles daños de las vacunas.

El estudio también señaló que el inicio de la mortalidad en exceso a principios de 2021 en Alemania coincidió con el despliegue de vacunas, lo que, según el equipo, «requería una mayor investigación». Sin embargo, los datos más recientes sobre los efectos secundarios no han sido hechos públicos, con los países que mantienen sus propias bases de datos de daños, que dependen de la autoinformación por parte del público y los médicos.

Gordon Wishart, director médico de Check4Cancer y profesor visitante de cirugía oncológica en la Universidad Anglia Ruskin, advirtió que el retraso en el diagnóstico del cáncer conduciría a muertes. Afirmó que se predijo temprano en el período de confinamiento que el acceso limitado a la atención médica para condiciones no relacionadas con el COVID conduciría a retrasos en el diagnóstico y el tratamiento de condiciones críticas en cuanto al tiempo, como el cáncer, las enfermedades cardíacas, la diabetes y la demencia, y que esto conduciría a muertes en exceso de estas condiciones.

Los hallazgos del estudio han provocado un debate sobre los posibles efectos adversos de las vacunas contra el COVID-19 y la necesidad de realizar más investigaciones para comprender las causas subyacentes de las muertes en exceso. Los autores concluyeron que se requiere un análisis adicional para comprender las causas subyacentes de la mortalidad en exceso para estar mejor preparados para la gestión de futuras crisis pandémicas.

Ian Orwell

Ian Orwell es el editor en jefe de Informe Orwell, viajó desde el futuro para alertar a la humanidad sobre los peligros del totalitarismo y el colectivismo

Informe Orwell es un medio de información independiente que parte de dos principios base para su funcionamiento: verdad y libertad.

En tiempos donde la mayoría de los medios de “comunicación” se han transformado en vehículos de propaganda del poder establecido y los políticos, nuestro equipo busca contrarrestar la desinformación hegemónica y sacar a relucir las noticias que incomodan al eje dominante.

Si está en sus posibilidades, le agradeceríamos donación de recursos que emplearemos en mantener operativo nuestro sitio web, pagar servidores y los salarios de nuestro equipo, para así poder seguir informándoles.

Cualquier donación es bien recibida.

                 

También agradecemos que comparta nuestro trabajo en redes sociales para poder llegar a millones de personas en el mundo.

Te recomendamos leer: