Justin Trudeau impulsa proyecto de ley que podría enviar a prisión de por vida a personas acusadas por «discurso de odio»

En el pasado, el progresista Justin Trudeau ha sido criticado por declarar publicamente que admira a la dictadura de China, porque aquello les permite hacer las cosas más rápido.
Justin Trudeau. Foto de Alex Guibord (Flickr)

En un movimiento que ha generado un intenso debate sobre los límites de la libertad de expresión en línea, el gobierno canadiense dirigido por el progresista Justin Trudeau, ha presentado un proyecto de ley que ha despertado críticas y preocupaciones por su posible impacto en la sociedad y la democracia.

El Proyecto de Ley C-63, también conocido como la Ley de Daños en Línea, ha sido propuesto como una medida para abordar el discurso de odio y la promoción del genocidio en las redes sociales. Sin embargo, muchos críticos sostienen que la legislación propuesta va demasiado lejos y podría erosionar las protecciones fundamentales de la libertad de expresión.

Una de las disposiciones más controvertidas del proyecto de ley permitiría a los jueces imponer penas de prisión de por vida a los adultos que sean declarados culpables de promover el genocidio en línea. Esta medida ha suscitado preocupaciones sobre la proporcionalidad de las penas y el riesgo de que se pueda criminalizar la expresión de opiniones controvertidas o impopulares.

La reconocida autora Margaret Atwood ha sido una de las voces críticas más destacadas del proyecto de ley, calificándolo de «orwelliano» y señalando el peligro de que se produzcan acusaciones falsas y represión del pensamiento libre. Atwood advierte que la legislación podría allanar el camino para una sociedad en la que las opiniones divergentes sean silenciadas y castigadas por el estado.

Además de las preocupaciones sobre las posibles infracciones a la libertad de expresión, algunos críticos también han señalado la falta de claridad en los criterios utilizados para determinar lo que constituye un discurso de odio o la promoción del genocidio. Temen que esta ambigüedad pueda llevar a una aplicación arbitraria y sesgada de la ley, dejando a los ciudadanos vulnerables a la censura y la persecución por parte del gobierno.

En el pasado, el progresista Justin Trudeau ha sido criticado por declarar publicamente que admira a la dictadura de China, porque aquello les permite hacer las cosas más rápido.

Ian Orwell

Ian Orwell es el editor en jefe de Informe Orwell, viajó desde el futuro para alertar a la humanidad sobre los peligros del totalitarismo y el colectivismo

Informe Orwell es un medio de información independiente que parte de dos principios base para su funcionamiento: verdad y libertad.

En tiempos donde la mayoría de los medios de “comunicación” se han transformado en vehículos de propaganda del poder establecido y los políticos, nuestro equipo busca contrarrestar la desinformación hegemónica y sacar a relucir las noticias que incomodan al eje dominante.

Si está en sus posibilidades, le agradeceríamos donación de recursos que emplearemos en mantener operativo nuestro sitio web, pagar servidores y los salarios de nuestro equipo, para así poder seguir informándoles.

Cualquier donación es bien recibida.

                 

También agradecemos que comparta nuestro trabajo en redes sociales para poder llegar a millones de personas en el mundo.

Te recomendamos leer:

¿Nos brindas un café?

Tu apoyo es indispensable para poder sostener nuestro equipo e informar a la población.