El terrorismo islámico agudiza la desnutrición infantil en Burkina Faso dejando a cientos de miles en peligro de muerte

Desde 2015, grupos yihadistas vinculados tanto a Al Qaeda como al Estado Islámico han intensificado sus ataques
Foto de Jeff Ackley en Unsplash

En las regiones más afectadas por los ataques de grupos yihadistas en Burkina Faso, al menos el 10 % de los niños menores de cinco años sufren desnutrición aguda, según informó Unicef. La organización advierte sobre la gravedad de la situación en medio de la violencia persistente que azota al país desde 2015.

John Agbor, representante de Unicef en Burkina Faso, señaló en un comunicado que «en las regiones afectadas por los conflictos estamos viendo un aumento en el número de niños que están gravemente enfermos y necesitan tratamientos que les salven la vida». La desnutrición aguda, según el informe presentado, se ve exacerbada por la limitada accesibilidad a algunas localidades, servicios restringidos en centros de salud y mercados de alimentos, así como la baja disponibilidad de agua, higiene e infraestructuras de saneamiento.

La crisis humanitaria se ve agravada por el cierre o funcionamiento mínimo de cerca de 780 centros de salud en el país, según el Ministerio de Salud burkinés, debido a la inseguridad, dejando sin atención médica a 3,6 millones de personas. En este contexto, Unicef estima que más de 630,000 niños menores de cinco años podrían padecer desnutrición aguda este año, incluyendo a 172,000 en riesgo de desnutrición aguda grave, debilitando su sistema inmunológico y aumentando el riesgo de enfermedades y muerte.

La desnutrición aguda, si no se trata a tiempo, puede tener consecuencias graves para el desarrollo físico y cerebral de los niños, advierte la organización. Además, Unicef destaca la «preocupante» situación nutricional de las mujeres embarazadas y lactantes en Burkina Faso, con tasas de desnutrición aguda que oscilan entre el 2,5 % y el 9,9 %.

Desde 2015, grupos yihadistas vinculados tanto a Al Qaeda como al Estado Islámico han intensificado sus ataques, especialmente en el norte del país. Burkina Faso también ha experimentado dos golpes de Estado el año pasado, generando un desplazamiento masivo de más de dos millones de personas, según la ONU, donde el 58 % de los desplazados son niños, víctimas del temor a la violencia y la inestabilidad.

Ian Orwell

Ian Orwell es el editor en jefe de Informe Orwell, viajó desde el futuro para alertar a la humanidad sobre los peligros del totalitarismo y el colectivismo

Informe Orwell es un medio de información independiente que parte de dos principios base para su funcionamiento: verdad y libertad.

En tiempos donde la mayoría de los medios de “comunicación” se han transformado en vehículos de propaganda del poder establecido y los políticos, nuestro equipo busca contrarrestar la desinformación hegemónica y sacar a relucir las noticias que incomodan al eje dominante.

Si está en sus posibilidades, le agradeceríamos donación de recursos que emplearemos en mantener operativo nuestro sitio web, pagar servidores y los salarios de nuestro equipo, para así poder seguir informándoles.

Cualquier donación es bien recibida.

                 

También agradecemos que comparta nuestro trabajo en redes sociales para poder llegar a millones de personas en el mundo.

Te recomendamos leer:

¿Nos brindas un café?

Tu apoyo es indispensable para poder sostener nuestro equipo e informar a la población.