El ácero barato de China amenaza con destrozar la oferta laboral en América Latina

Los llamamientos para la imposición de aranceles más altos a las importaciones de acero chino se intensifican
Foto de yasin hemmati en Unsplash

El constante flujo de acero chino hacia América Latina ha generado una creciente preocupación entre los trabajadores del sector metalúrgico, quienes temen por la estabilidad de sus empleos frente a la competencia desleal por parte del régimen comunista de China.

Según datos de la Asociación Latinoamericana del Acero (Alacero), el año pasado la región importó una cifra récord de 10 millones de toneladas de acero chino, lo que representa un aumento del 44 por ciento respecto al año anterior. Este flujo constante contrasta drásticamente con las apenas 85,000 toneladas importadas hace dos décadas.

«China está ejerciendo una presión excesiva en América Latina», expresó Alejandro Wagner, ejecutivo de Alacero, en declaraciones a AFP. «El comercio debe ser justo para todos los involucrados», agregó.

La situación ha llevado a plantas siderúrgicas y trabajadores en países como Chile y Brasil, líder en la producción regional y noveno a nivel mundial, a exigir a sus gobiernos la imposición de aranceles más altos a las importaciones de acero.

En esta lucha por proteger sus industrias locales, algunos países han seguido el ejemplo de México y Estados Unidos, que impusieron aranceles adicionales del 25 por ciento a las importaciones chinas en respuesta a prácticas comerciales consideradas desleales.

En América Latina, la situación es alarmante para los aproximadamente 1.4 millones de trabajadores que dependen del sector siderúrgico. La competencia desleal ha llevado a una situación en la que el acero chino se vende hasta un 40 por ciento más barato que el producido localmente, poniendo en peligro la viabilidad económica de muchas empresas y empleos en la región.

En Chile, la planta siderúrgica Huachipato, la más grande del país, ha anunciado la reducción de sus operaciones, lo que amenaza directamente a unos 2,700 empleos directos y 20,000 indirectos. Esta situación ha generado preocupación entre los trabajadores y las comunidades locales, que dependen en gran medida de la industria del acero para su sustento.

Ante este panorama, los llamamientos para la imposición de aranceles más altos a las importaciones de acero chino se intensifican, con la esperanza de proteger los empleos y la industria local de los efectos perjudiciales de la competencia desleal.

Ian Orwell

Ian Orwell es el editor en jefe de Informe Orwell, viajó desde el futuro para alertar a la humanidad sobre los peligros del totalitarismo y el colectivismo

Informe Orwell es un medio de información independiente que parte de dos principios base para su funcionamiento: verdad y libertad.

En tiempos donde la mayoría de los medios de “comunicación” se han transformado en vehículos de propaganda del poder establecido y los políticos, nuestro equipo busca contrarrestar la desinformación hegemónica y sacar a relucir las noticias que incomodan al eje dominante.

Si está en sus posibilidades, le agradeceríamos donación de recursos que emplearemos en mantener operativo nuestro sitio web, pagar servidores y los salarios de nuestro equipo, para así poder seguir informándoles.

Cualquier donación es bien recibida.

                 

También agradecemos que comparta nuestro trabajo en redes sociales para poder llegar a millones de personas en el mundo.

Te recomendamos leer: