Alemania: Estudiantes de la Universidad de Augsburgo piden instalar «Gloryholes» para «beneficiar a la comunidad LGBTQ» y puedan tener sexo anónimo

Los estudiantes argumentan que los "gloryholes" reducirían el estrés, "contribuirían a la diversificación" y "liberarían el potencial para una mayor participación de los estudiantes LGBTQ+ en la vida universitaria".
Foto de Dom Fou en Unsplash (Referencia)

Un grupo de estudiantes de la Universidad de Augsburgo en Alemania ha propuesto la instalación de «gloryholes» en las aulas de conferencias como parte de un esfuerzo por «diversificar» el campus. Los «gloryholes» son orificios en las paredes o particiones diseñados para permitir que las personas participen en actos sexuales anónimos en público.

Según el medio Presse-Augsburg, la asociación de estudiantes de la Universidad de Augsburgo tiene un tablón de información que permite a los estudiantes presentar solicitudes relacionadas con instalaciones, recursos u otras necesidades relacionadas con la escuela o el campus. Durante las reuniones de la asociación de estudiantes, se presentan las solicitudes, y las principales propuestas se comunican luego a la administración o al cuerpo docente a través del tablón.

Un grupo de estudiantes presentó una solicitud para la instalación de tres «gloryholes» en una sala de conferencias, que decía: «Se deben instalar tres ‘gloryholes’ en el centro de la sala de conferencias, frente a la entrada… Estos deben ser construidos por el Departamento de Espacio y Construcción y mantenidos por la gestión de edificios».

La solicitud continuaba con una lista de especificaciones para la instalación: «[Los ‘gloryholes’] deben ser insonorizados y opacos. Deben diseñarse para ser lo más accesibles posible, con altura ajustable y asas en la pared para agarrarse. Las luces deben ser regulables y se debe proporcionar de forma gratuita preservativos, protectores bucales, lubricantes y desinfectantes en los ‘gloryholes’. También se necesitan papeleras».

Los estudiantes argumentan que los «gloryholes» reducirían el estrés, «contribuirían a la diversificación» y «liberarían el potencial para una mayor participación de los estudiantes LGBTQ+ en la vida universitaria». Además, afirman que el «kink» podría llevarse a cabo en la universidad y que el acceso a la actividad sexual podría actuar como un reductor de estrés potencial para los estudiantes.

«El sexo puede ser una actividad relajante, lo que puede ser muy útil en la a menudo agotadora vida universitaria. La reducción del estrés asociada garantizaría un ambiente de trabajo más positivo en el campus», sostiene la solicitud.

La solicitud argumenta que la instalación de «gloryholes» también ayudaría a que los «estudiantes LGBTQ+» se sientan más seguros en la universidad, ya que los «gloryholes» son una práctica «no heteronormativa».

«La construcción de los ‘gloryholes’ permite que la Universidad se defina a sí misma como un espacio crítico con la heteronormatividad, ya que se entiende que el ‘kink’ es una práctica no heteronormativa», señala la solicitud. «Esta clara posición queer liberaría el potencial para una mayor participación de los estudiantes LGBTQ+ en la vida universitaria y, por lo tanto, aumentaría su vida cotidiana, la sensación de seguridad y su bienestar».

El 23 de octubre, se envió un correo electrónico a la comunidad estudiantil anunciando que la solicitud de «gloryholes» sería votada en la Convención de Estudiantes, lo que generó indignación entre los estudiantes.

Un grupo religioso de estudiantes, The Ring of Christian Democratic Students (RCDS Augsburg), publicó una carta abierta dirigida al Presidente de la Universidad en oposición a la solicitud, calificándola de «inapropiada» y «altamente escandalosa».

La carta, dirigida a la Dra. Sabine Doering-Manteuffel, jefa de la Universidad, y a la comunidad estudiantil en general, decía: «Con referencia al correo electrónico público de la Convención de Estudiantes, nos posicionamos como Lista Democrática de Libertad y rechazamos firmemente el establecimiento de ‘gloryholes’ en la Universidad de Augsburgo».

RCDS Augsburg continuó: «Esta idea no solo contradice los principios de las instituciones educativas, sino que también constituye una grave violación de las normas éticas y morales. Los ‘gloryholes’ son lugares de contactos sexuales anónimos, que normalmente se encuentran en tiendas eróticas u establecimientos similares. Su instalación en una universidad, un lugar que debería promover la educación, la investigación y el desarrollo personal, sería absurda e irresponsable. Es difícil imaginar cómo una idea como esta podría ser considerada en absoluto».

Finalmente la resolución fue rechazada durante la Convención de Estudiantes.

Ian Orwell

Ian Orwell es el editor en jefe de Informe Orwell, viajó desde el futuro para alertar a la humanidad sobre los peligros del totalitarismo y el colectivismo

Informe Orwell es un medio de información independiente que parte de dos principios base para su funcionamiento: verdad y libertad.

En tiempos donde la mayoría de los medios de “comunicación” se han transformado en vehículos de propaganda del poder establecido y los políticos, nuestro equipo busca contrarrestar la desinformación hegemónica y sacar a relucir las noticias que incomodan al eje dominante.

Si está en sus posibilidades, le agradeceríamos donación de recursos que emplearemos en mantener operativo nuestro sitio web, pagar servidores y los salarios de nuestro equipo, para así poder seguir informándoles.

Cualquier donación es bien recibida.

                 

También agradecemos que comparta nuestro trabajo en redes sociales para poder llegar a millones de personas en el mundo.

Te recomendamos leer:

¿Nos brindas un café?

Tu apoyo es indispensable para poder sostener nuestro equipo e informar a la población.