Revisan el contrato de la polémica empresa Dominion Voting System, tras incongruencias en elecciones primarias de Puerto Rico

En respuesta a las discrepancias, la CEE realizó un recuento completo de votos y auditó los recibos de papel de cientos de máquinas de conteo de boletas.
Foto de Ricardo Dominguez en Unsplash

La Comisión Estatal de Elecciones (CEE) de Puerto Rico anunció el martes que está revisando su contrato con una empresa estadounidense de votación electrónica después de descubrir cientos de discrepancias tras las acaloradas primarias de la isla.

El problema se originó por un fallo de software que provocó que las máquinas suministradas por Dominion Voting Systems calcularan incorrectamente los totales de votos, según informó Jessika Padilla Rivera, presidenta interina de la comisión.

Aunque nadie está impugnando los resultados de las primarias del 2 de junio que identifican correctamente a los ganadores, en algunos casos, los recuentos de votos reportados por las máquinas fueron menores que los de las papeletas de papel, y algunas máquinas invirtieron ciertos totales o reportaron cero votos para algunos candidatos.

“La preocupación es que obviamente tenemos elecciones en noviembre, y debemos proporcionar a la isla no solo la seguridad de que la máquina produce un resultado correcto, sino también que el resultado que produce es el mismo que se informa”, dijo Padilla.

Más de 6,000 máquinas de votación de Dominion se utilizaron en las primarias de Puerto Rico, y la empresa afirmó que los problemas de software se debieron a los archivos digitales utilizados para exportar los resultados de las máquinas.

Vinculado: Problemas anteriores y respuesta pública

José Varela, vicepresidente de la Cámara de Representantes de Puerto Rico, ha solicitado que Padilla comparezca en una audiencia pública el jueves para abordar los problemas. “No podemos permitir que la confianza del público en el proceso de votación continúe debilitándose a medida que nos acercamos a las elecciones generales”, declaró Varela.

Los problemas recordaron las fallidas primarias de 2020 en la isla, cuando la falta de papeletas en algunos centros obligó al gobierno a reprogramar la votación, un hecho sin precedentes en este territorio estadounidense.

El 2 de junio, Puerto Rico celebró elecciones primarias para seleccionar a los candidatos a gobernador por el Partido Nuevo Progresista (PNP), que favorece la estadidad, y el Partido Popular Democrático (PPD), que apoya el estatus territorial de la isla.

En una sorpresa, Jenniffer González, representante congresional de Puerto Rico, venció al gobernador Pedro Pierluisi en la primaria del PNP. Mientras tanto, el representante Jesús Manuel Ortiz derrotó al senador Juan Zaragoza en la primaria del PPD.

Ambos partidos reportaron cientos de boletas con resultados inexactos, con el PNP reportando más de 700 errores y el PPD señalando unas 350 discrepancias. Estas inexactitudes afectaron las boletas para posiciones como gobernador, alcalde y comisionado residente.

Auditoría y medidas correctivas

En respuesta a las discrepancias, la CEE realizó un recuento completo de votos y auditó los recibos de papel de cientos de máquinas de conteo de boletas.

Edwin García Feliciano, Defensor del Pueblo de Puerto Rico, calificó el incidente como una “amenaza” para el sistema electoral de la isla y pidió al gobernador y a la junta de control federal que supervisa las finanzas de la isla que establezcan un plan para garantizar un mejor resultado en las próximas elecciones generales.

“Todo planeamiento se basa en resolver emergencias, incluidas las improbables”, dijo García Feliciano. “Pero las circunstancias predecibles, bien conocidas por el público, no pueden abordarse con improvisación y a toda prisa”.

La isla se está preparando ahora para las elecciones generales de noviembre, donde los votantes elegirán a un nuevo gobernador y representantes locales. Aunque los puertorriqueños son ciudadanos estadounidenses, no tienen derecho a votar en las elecciones presidenciales de Estados Unidos.

Ian Orwell

Ian Orwell es el editor en jefe de Informe Orwell, viajó desde el futuro para alertar a la humanidad sobre los peligros del totalitarismo y el colectivismo

Informe Orwell es un medio de información independiente que parte de dos principios base para su funcionamiento: verdad y libertad.

En tiempos donde la mayoría de los medios de “comunicación” se han transformado en vehículos de propaganda del poder establecido y los políticos, nuestro equipo busca contrarrestar la desinformación hegemónica y sacar a relucir las noticias que incomodan al eje dominante.

Si está en sus posibilidades, le agradeceríamos donación de recursos que emplearemos en mantener operativo nuestro sitio web, pagar servidores y los salarios de nuestro equipo, para así poder seguir informándoles.

Cualquier donación es bien recibida.

                 

También agradecemos que comparta nuestro trabajo en redes sociales para poder llegar a millones de personas en el mundo.

Te recomendamos leer: