El FBI recibió ‘información criminal’ de más de 40 fuentes confidenciales sobre Joe Biden, Hunter y James: Fox News

El senador Chuck Grassley alega que el FBI y el Departamento de Justicia buscaron cerrar las investigaciones sobre los Biden
Joe Biden
Gage Skidmore from Peoria, AZ, United States of America, CC BY-SA 2.0 , via Wikimedia Commons

Según la información obtenida por el senador Chuck Grassley, el FBI mantuvo más de 40 fuentes humanas confidenciales en varios asuntos criminales relacionados con la familia Biden, incluyendo a Joe Biden, desde su tiempo como vicepresidente. Estas fuentes humanas confidenciales «proporcionaron información criminal al FBI relacionada con Joe Biden, James Biden y Hunter Biden». Estas fuentes humanas confidenciales fueron gestionadas por múltiples oficinas del FBI en todo el país, incluida la Oficina del FBI en Seattle.

Sin embargo, Grassley descubrió que un grupo de trabajo del FBI dentro de la Oficina del FBI en Washington intentó, y en algunos casos tuvo éxito, en detener la presentación de informes e información de esas fuentes al desacreditar falsamente la información como desinformación extranjera. Este esfuerzo «causó que la actividad investigativa se detuviera».

A pesar de estos esfuerzos por parte del grupo de trabajo del FBI, Grassley afirmó que, en al menos una instancia, una fuente humana confidencial y su información fueron revisadas por varias oficinas del fiscal de los Estados Unidos, que no encontraron «ninguna conexión con fuentes conocidas de desinformación rusa».

Estas revelaciones se detallaron en una carta que Grassley, republicano de Iowa, envió al Fiscal General Merrick Garland y al Director del FBI Christopher Wray el martes por la noche. Esta carta fue obtenida exclusivamente por Fox News Digital.

«Basándonos en la información proporcionada a mi oficina durante varios años por múltiples denunciantes creíbles, parece haber un esfuerzo dentro del Departamento de Justicia y el FBI para frenar la actividad investigativa relacionada con la familia Biden», escribió Grassley a Garland y Wray. «Tales decisiones señalan un sesgo político significativo que afecta la toma de decisiones no solo del Fiscal General y el Director del FBI, sino también de agentes y fiscales».

Añadió: «Nuestra República no puede sobrevivir tal infección política, y usted tiene la obligación con este país de aclarar el asunto».

Grassley ha estado investigando durante años información, registros y acusaciones de varios denunciantes del Departamento de Justicia que indican que «hay y ha habido un esfuerzo entre ciertos funcionarios del Departamento de Justicia y el FBI para retrasar e impedir de manera inadecuada la actividad investigativa completa y exhaustiva en relación con la familia Biden, incluidas, entre otras cosas, las referencias a la familia Biden en los informes FD-1023».

Un FD-1023 es un formulario generado por el FBI utilizado para documentar los informes de fuentes humanas confidenciales.

«Una pregunta esencial que debe responderse es: ¿el FBI investigó la información o la detuvo?», escribió Grassley, señalando que si esas fuentes fueron «detenidas de manera inadecuada, no sería algo fuera de lo común para el FBI».

Un FD-1023 crítico en cuestión fue reportado por primera vez por Fox News Digital a principios de este año. Ese formulario incluyó informes de una fuente humana confidencial «altamente creíble» que alegaba un esquema de soborno criminal entre el entonces vicepresidente Joe Biden, su hijo Hunter Biden y el fundador y CEO de la empresa de gas natural ucraniana Burisma Holdings, Mykola Zlochevsky.

El formulario detalla múltiples reuniones y conversaciones que la fuente tuvo con un alto ejecutivo de Burisma Holdings a lo largo de varios años a partir de 2015. En ese momento, Hunter Biden formaba parte de la junta directiva de Burisma.

La fuente le dijo al FBI que Joe Biden y Hunter Biden presuntamente «coaccionaron» a Zlochevsky para que les pagara millones de dólares a cambio de su ayuda para despedir al fiscal ucraniano que investigaba la empresa, Viktor Shokin. La Casa Blanca ha negado las acusaciones.

Pero ese formulario y esas acusaciones forman parte de una investigación en curso, lo que según Grassley indica «su credibilidad e autenticidad investigativa».

En la carta enviada al DOJ y al FBI el martes por la noche, Grassley reveló que en diciembre de 2019, la Oficina del FBI en Washington cerró un caso de «cleptocracia» 205B contra Zlochevsky. Esa investigación se había abierto en enero de 2016 por un grupo de la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero con sede en la misma oficina de campo, un grupo que incluía agentes de la sede del FBI.

En el momento del cierre de la investigación en diciembre de 2019, el papel de Hunter Biden en la junta de Burisma estaba bajo un fuerte escrutinio durante el primer juicio político del expresidente Trump. Los procedimientos de juicio político se basaron en una solicitud de Trump al presidente ucraniano Volodymyr Zelensky para investigar los negocios de la familia Biden en Ucrania y por qué se despidió al fiscal que investigaba a Burisma.

Meses después, en febrero de 2020, Grassley dijo que se llevó a cabo una reunión en la Oficina del FBI en Pittsburgh, que involucraba discusiones sobre asuntos de investigación relacionados con la investigación de Hunter Biden y las investigaciones relacionadas. En marzo de 2020, se abrió una evaluación de «guardián» en esa oficina para analizar información sobre los Biden proporcionada por el entonces abogado de Trump, Rudy Giuliani.

Durante el curso de esa evaluación, funcionarios del DOJ y del FBI encontraron un FD-1023 del 1 de marzo de 2017 relacionado con la investigación de cleptocracia de Zlochevsky. Ese documento incluía una referencia a Hunter Biden en la junta de Burisma, que el agente responsable consideró en ese momento como información no relevante para el caso financiero criminal en curso.

«Cuando se descubrió ese FD-1023, funcionarios del Departamento de Justicia y del FBI pidieron al responsable de la Fuente Humana Confidencial que volviera a entrevistar a esa fuente», dijo Grassley.

Ian Orwell

Ian Orwell es el editor en jefe de Informe Orwell, viajó desde el futuro para alertar a la humanidad sobre los peligros del totalitarismo y el colectivismo

Informe Orwell es un medio de información independiente que parte de dos principios base para su funcionamiento: verdad y libertad.

En tiempos donde la mayoría de los medios de “comunicación” se han transformado en vehículos de propaganda del poder establecido y los políticos, nuestro equipo busca contrarrestar la desinformación hegemónica y sacar a relucir las noticias que incomodan al eje dominante.

Si está en sus posibilidades, le agradeceríamos donación de recursos que emplearemos en mantener operativo nuestro sitio web, pagar servidores y los salarios de nuestro equipo, para así poder seguir informándoles.

Cualquier donación es bien recibida.

                 

También agradecemos que comparta nuestro trabajo en redes sociales para poder llegar a millones de personas en el mundo.

Te recomendamos leer:

¿Nos brindas un café?

Tu apoyo es indispensable para poder sostener nuestro equipo e informar a la población.