Administración Biden financia polémico programa de Inteligencia Artificial que podría destinarse a censurar estadounidenses en redes sociales

Este proyecto se realiza a través del Instituto de Tecnología de Massachusetts y la Universidad de Michigan
Joe Biden. Gráfico: Informe Orwell

La expansión de la inteligencia artificial y su potencial para influir en la información que llega a los usuarios en las redes sociales ha desatado preocupaciones sobre la libertad de expresión y la capacidad de discernir entre la verdad y la falsedad en línea. Un reciente informe del Comité Judicial de la Cámara de Representantes arroja luz sobre un programa de inteligencia artificial financiado por la administración Biden, destinado a combatir la desinformación en línea, pero que plantea serias interrogantes sobre la censura y el control de la información.

Este programa, conocido como «Track F», forma parte de una iniciativa más amplia denominada «Programa de Aceleración de la Convergencia», que busca abordar problemas de impacto nacional mediante investigaciones de alto nivel. Sin embargo, según el informe, el enfoque de Track F parece estar dirigido hacia la identificación y supresión de lo que se considera como «desinformación».

Lo más preocupante es que este esfuerzo se realiza a través de la financiación de prestigiosas instituciones académicas, como el Instituto de Tecnología de Massachusetts y la Universidad de Michigan, lo que sugiere un respaldo institucional significativo a esta iniciativa. Los investigadores involucrados en el proyecto han expresado la opinión de que amplios sectores de la población estadounidense son incapaces de discernir entre la verdad y la ficción en línea, y que según ellos, ciertos grupos, como los conservadores y los veteranos, son particularmente susceptibles a la desinformación.

Si bien la idea de combatir la desinformación en línea puede parecer loable, el informe plantea serias dudas sobre cómo se utilizarán realmente estas herramientas. Por ejemplo, se menciona la posibilidad de externalizar decisiones de moderación de contenido de las plataformas de redes sociales a funcionarios gubernamentales, lo que plantea preocupaciones sobre la censura y el control de la información por parte del Estado.

Además, los investigadores alegan que ciertos grupos, como aquellos que leen la Biblia o la Constitución, son particularmente vulnerables a la desinformación, lo que plantea interrogantes sobre cómo se definirá y aplicará el concepto de «desinformación» en la práctica.

El informe también destaca la preocupación de los legisladores sobre el potencial de estas herramientas para ser adoptadas por gigantes de las redes sociales, como YouTube, Reddit y Facebook, para limitar lo que las personas pueden ver y decir en línea. Esto evoca recuerdos de la censura ejercida por estas plataformas durante las elecciones presidenciales de 2020, cuando se suprimieron informes sobre el portátil de Hunter Biden, que fue revelado por el New York Post.

Ian Orwell

Ian Orwell es el editor en jefe de Informe Orwell, viajó desde el futuro para alertar a la humanidad sobre los peligros del totalitarismo y el colectivismo

Informe Orwell es un medio de información independiente que parte de dos principios base para su funcionamiento: verdad y libertad.

En tiempos donde la mayoría de los medios de “comunicación” se han transformado en vehículos de propaganda del poder establecido y los políticos, nuestro equipo busca contrarrestar la desinformación hegemónica y sacar a relucir las noticias que incomodan al eje dominante.

Si está en sus posibilidades, le agradeceríamos donación de recursos que emplearemos en mantener operativo nuestro sitio web, pagar servidores y los salarios de nuestro equipo, para así poder seguir informándoles.

Cualquier donación es bien recibida.

                 

También agradecemos que comparta nuestro trabajo en redes sociales para poder llegar a millones de personas en el mundo.

Te recomendamos leer: