El Napoleón de Ridley Scott divide a la crítica entre las majestuosas actuaciones y la «reescritura» de la historia

A pesar de las críticas, Scott defiende su obra con desdén ante las descripciones como "Barbie y Ken en tiempos del Imperio". "Que pregunten a la gente a la salida del cine", respondió el cineasta.
Napoleón. Director: Ridley Scott. Imagen: (Sony Pictures)

Ridley Scott, conocido por sus éxitos como «Gladiator», se aventuró nuevamente en la recreación histórica con «Napoleón», que ha encabezado las listas de taquilla en Francia. Aunque la interpretación magistral de Joaquin Phoenix como el icónico líder militar ha ganado el aplauso del público, las críticas y descontento entre los expertos en historia han dejado una marca indeleble en la película.

La representación de Napoleón como un guerrero derrotado, según Thierry Lentz, presidente de la Fundación Napoleón, no se ajusta a la realidad histórica reconocida por la historiografía contemporánea. Lentz argumenta que la visión de Scott retrata a Napoleón como un dictador despiadado, pasando por alto su papel como reformista y su influencia en la configuración del Estado francés y otros países.

La película ha dividido opiniones, y el crítico de cine Javier Ocaña no se ha quedado atrás. Aunque reconoce la grandeza de la producción, Ocaña critica la falta de claridad en la narrativa política y la representación inexacta de figuras históricas como el zar y Paul Barras. La película, según Ocaña, oscila entre la grandiosidad épica y la intimidad de la vida personal de Napoleón, sin lograr destacarse en ninguna de las dos.

Uno de los puntos más controvertidos es la relación entre Napoleón y Josefina, presentada en la película como un motor clave de las acciones del emperador. Lentz considera esto «grotesco» y señala que Josefina no tuvo un papel político significativo, desacreditando la idea de que Napoleón abandonó Egipto por asuntos amorosos.

Scott ha sido acusado de distorsionar la realidad histórica a través de detalles inexactos y caricaturas. Desde la decapitación de María Antonieta, representada de manera inverosímil, hasta episodios en la campaña de Rusia que, según los historiadores, exageran la crueldad de Napoleón.

Patrice Gueniffey, otro biógrafo de Napoleón, denuncia la película como «una reescritura de la historia muy antifrancesa y muy probritánica». Scott, en respuesta a las críticas, menospreció a los historiadores, afirmando conocer mejor a Napoleón que los propios franceses y mostrando desinterés en leer más sobre el tema.

A pesar de las críticas, Scott defiende su obra con desdén ante las descripciones como «Barbie y Ken en tiempos del Imperio». «Que pregunten a la gente a la salida del cine», respondió el cineasta.

Ian Orwell

Ian Orwell es el editor en jefe de Informe Orwell, viajó desde el futuro para alertar a la humanidad sobre los peligros del totalitarismo y el colectivismo

Informe Orwell es un medio de información independiente que parte de dos principios base para su funcionamiento: verdad y libertad.

En tiempos donde la mayoría de los medios de “comunicación” se han transformado en vehículos de propaganda del poder establecido y los políticos, nuestro equipo busca contrarrestar la desinformación hegemónica y sacar a relucir las noticias que incomodan al eje dominante.

Si está en sus posibilidades, le agradeceríamos donación de recursos que emplearemos en mantener operativo nuestro sitio web, pagar servidores y los salarios de nuestro equipo, para así poder seguir informándoles.

Cualquier donación es bien recibida.

                 

También agradecemos que comparta nuestro trabajo en redes sociales para poder llegar a millones de personas en el mundo.

Te recomendamos leer: