Una falsa ONG dirigida por activistas del partido marxista FMLN y un periodista acusado de corrupción encabezan la creación de datos falsos y matrices de opinión contra el gobierno de Bukele

Muchos medios de comunicación y ONG se han mostrado críticos con los mecanismos implementados por el gobierno salvadoreño, a partir de un régimen de excepción implementado por Bukele para poder penetrar en las zonas anteriormente controladas por las bandas criminales y encarcelar a los delincuentes  
Presidente de El Salvador, Nayib Bukele
Presidente de El Salvador, Nayib Bukele (Foto: Presidencia El Salvador)

Corría el año 2015, en El Salvador gobernaba Sánchez Cerén del partido izquierdista FMLN, quien era el sucesor de Mauricio Funes del mismo partido, en ese año el país centroamericano cerraría como el más violento del mundo con una tasa de homicidios de 103 personas por cada 100.000 habitantes.

Tan solo 8 años después, El Salvador se ha transformado en el país más seguro de América Latina, actualmente bajo el gobierno de Nayib Bukele, la nación lleva más de 450 días sin un solo asesinato, la tasa de homicidios por 100.000 habitantes fue reducida hasta 2.3, y producto de ello, la popularidad del actual mandatario está por encima del 90 % según diferentes encuestas independientes e incluso, de medios opositores.

Pese a ello, muchos medios de comunicación y ONG se han mostrado críticos con los mecanismos implementados por el gobierno salvadoreño, a partir de un régimen de excepción implementado por Bukele para poder penetrar en las zonas anteriormente controladas por las bandas criminales y encarcelar a los delincuentes.  

El pasado 24 de septiembre el medio argentino, Infobae, publicó un artículo con el siguiente titular: Una persona muere cada cuatro días en las cárceles de Nayib Bukele en El Salvador.

El artículo es escrito por Héctor Silva Ávalos, un exfuncionario del gobierno del izquierdista Mauricio Funes, acusado de recibir “pagos ocultos” que “en algún momento hasta llegaron a duplicar el salario nominal del presidente de la República”, según un reportaje de la Revista Factum, que el propio Avalos líderó, y de la que posteriormente terminaría siendo expulsado tras conocerse los detalles de su relación con el gobierno del FMLN (Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional).

En lo que va de año, Héctor Silva Ávalos ha publicado en Infobae, el sitio web en español con mayor cantidad de lectores en el mundo, 23 artículos de tono critico contra el gobierno de Nayib Bukele, algunos de ellos incluyen datos, estadísticas y opiniones presentadas como “información”, que a su vez se alimentan de otras “ONG” u organizaciones de activistas que han formado o forman parte del marxista FMLN, como es el caso de la organización “Socorro Jurídico Humanitario” liderada por Ingrid Escobar.

¿Qué es Socorro Jurídico Humanitario y quién está detrás de la organización?

Socorro Jurídico Humanitario se presenta en su página de Facebook como una “ONG”, cuya cara más visible es la activista Ingrid Escobar. Hay muy poca información sobre dicha organización, no poseen página web, no hay declaraciones sobre su financiamiento, y no hay mucha transparencia sobre el funcionamiento de la organización.

Su página de Facebook fue creada el 3 de noviembre del 2022, pero tampoco ofrece información sobre la constitución de la organización, lo mismo sucede con su cuenta en “X” anteriormente Twitter. Informe Orwell contactó el pasado 3 de octubre a través de correo electrónico a la presunta ONG para recibir información sobre su operación, metodología de trabajo, financiamiento, colaboradores y empleados, pero nunca recibió respuesta de parte de la organización.

Pese a que no existen demasiados datos sobre la constitución de la presunta ONG y se desconoce su metodología de trabajo, desde Infobae, a la Deustche Welle, France 24, Yahoo News, El País, La Vanguardia, entre otros medios de comunicación occidentales, han presentado los datos de SJH como verídicos y han levantado puntos de conversación y narrativas de opinión con base en las afirmaciones de SJH.

Ingrid Escobar, que parece ser una de las líderes o vocera de la organización, es una activista del partido marxista FMLN. El Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) es un partido político de orientación izquierdista en El Salvador que surgió el 10 de octubre de 1980 como una coalición que agrupaba a cinco organizaciones político-guerrilleras de izquierda que estaban involucradas en el conflicto armado en El Salvador. Estas organizaciones recibían apoyo y entrenamiento por parte del régimen de Cuba, liderado por Fidel Castro en ese entonces y fueron responsables de miles de asesinatos en el país.

Escobar el pasado 22 de febrero de 2021 compartió una publicación en “X” en la que invitaba a votar por el FMLN.

A su vez, el pasado 25 de febrero del 2021 compartió otra publicación en la que afirmaba: “El Frente Farabundo Martí #FMLN no nace de disidentes traidores, tiene una historia de lucha y creemos en él. Vamos a defender los logros de este pueblo y a hacer justicia por las vidas de nuestros compañeros/a”.  

Un reciente reportaje de la revista “Gato encerrado”, un medio de comunicación financiado por Open Society de George Soros, la describe de la siguiente manera:

“Ingrid Escobar ha dedicado su vida a participar en diversas organizaciones para procurar un bien común. Desde muy pequeña se involucró en su iglesia y ya más grande, cuando comenzó a trabajar, colaboró en sindicatos. Convertirse en la cara visible de la organización Socorro Jurídico Humanitario y acompañar a las víctimas y familiares de las capturas arbitrarias en medio del régimen de excepción fue algo natural en ella, sobre todo después de enterarse de que sus compañeros sindicalistas fueron detenidos irregularmente y enviados a los centros penitenciarios”.

No obstante, en una publicación del pasado 28 de septiembre, Escobar asegura no “dirigir ninguna ONG” y seguir siendo “trabajadora de la Asamblea Legislativa”, en plena contradicción con su trabajo y los reportajes que la catalogan como vocera de SJH.

Silva Ávalos: el responsable de darle vocería internacional a los datos de SJH

Desde Infobae, Silva Ávalos ha sido el encargado de darle validez a los datos provistos por SJH. Trabajó en el diario salvadoreño “La prensa gráfica”, también ha colaborado en “El faro”, medio financiado por Open Society, y en el portal Insight Crime, sin olvidar que también fue funcionario del gobierno de Mauricio Funes, también del FMLN. Hoy escribe para Infobae, desde donde ha publicado 23 artículos, varios de ellos con datos fabricados contra el gobierno de Nayib Bukele.

Àvalos también fue el fundador de la revista Factum, que posteriormente terminaría expulsándole: “A inicios de 2018, la sala de redacción de Revista Factum hizo un primer cuestionamiento a su codirector Héctor Silva Ávalos sobre dos rumores: uno, que cuando trabajó para el gobierno de Mauricio Funes había recibido dinero proveniente de la “partida secreta” de la Presidencia, y otro, que cuando años más tarde participó en la fundación de este medio, había recibido ayuda del empresario y político Adolfo “Fito” Salume. Aunque en ese momento lo negó todo, las dudas persistieron y por eso fue separado de su cargo en octubre de 2019. Ahora, tras una investigación de más de un año, Revista Factum concluye que Silva Ávalos sí recibió ayuda de Salume y que, mientras fue funcionario del gobierno Funes, recibió miles de dólares en efectivo adicionales a su salario de ley, no los declaró ante Hacienda y que provenían de una “partida secreta” adscrita a la Presidencia. Este dinero le fue entregado mediante una secuencia similar a la empleada por ese mismo gobierno para evitar controles institucionales y desfalcar del Estado, según la Fiscalía, millones de dólares. Ahora, Silva Ávalos, cuando Factum hace de su conocimiento una serie de documentos y testimonios que este medio ha recogido, reconoce su firma o su letra en algunos recibos y admite que el mecanismo mediante el cual recibió pagos adicionales a su salario de ley “no era el más adecuado”.

El reportaje de Factum también indica: “Revista Factum obtuvo ocho copias de recibos por pagos en efectivo emitidos desde la Secretaría Privada de la Presidencia a nombre de Silva Ávalos. Estos ocho recibos suman 38,140 dólares. Silva Ávalos reconoció su firma o su letra en tres de estas ocho copias, y en otros, aunque no confirmó su autenticidad, aceptó que las sumas de dinero escritas en ellos corresponden con los pagos acordados por sus servicios como “asesor de comunicación política” para la Presidencia. Este cargo de asesor, según explicó, fue un acuerdo informal, es decir, sin contrato de por medio, solicitado verbalmente por el entonces presidente Funes para que trabajara al servicio del asesor político argentino Luis Verdi, el propagandista que acompañó a Funes durante su campaña y durante su presidencia. Silva Ávalos realizaría estas asesorías al mismo tiempo que mantenía un contrato por servicios en el exterior. Este contrato informal le permitió recibir pagos hasta por 12,000 dólares en un mes”.

Hector Silva Ávalos
Hector Silva Ávalos (Revista Factum)

“Estos recibos forman parte de las pruebas que la Fiscalía tiene en su poder en relación con el caso de corrupción “Saqueo Público” por el cual el expresidente Funes y al menos una docena de sus exfuncionarios están siendo procesados, acusados de malversar 351 millones de dólares. Además de que Silva Ávalos reconoció su firma o letra en algunos documentos y confirmó las cantidades de pagos en otros, Factum también corroboró su autenticidad de los documentos con dos fuentes fiscales que tienen acceso a la investigación. Silva Ávalos fue ministro consejero, primero, y posteriormente ministro plenipotenciario en la Embajada de El Salvador en Washington D.C. entre noviembre de 2009 y agosto de 2012. Los recibos de los cuales Revista Factum tiene copia fueron emitidos entre mayo de 2011 y enero de 2012. De estos, cuatro calzan fechas en que Silva Ávalos gozaba simultáneamente de su salario como diplomático y otros cuatro fueron emitidos en un periodo en que Silva Ávalos había solicitado permiso sin goce de sueldo”, dice la publicación de la que el hoy periodista de Infobae, fue fundador.

Deustche Welle, Infobae y otros medios occidentales amplifican las denuncias de activistas como “información”

El pasado 28 de junio, la Deustche Welle alemana publicó un artículo titulado: “Socorro Jurídico Humanitario: hay 20.000 personas inocentes detenidas en El Salvador”.

«Lamentablemente, los inocentes detenidos -que no son menos de 20.000- no son las únicas víctimas de la irresponsabilidad de la ejecución del régimen de excepción», dado que el SJH «ha identificado que hay más de 75.000 niñas, niños y adolescentes en abandono del Estado», decía el reportaje.

El medio público alemán, sin embargo, no contrastó dicha información, no presentó cifras oficiales. Meses después se descubrió que 7.000 personas habían sido liberadas en medio del Estado de excepción promovido por el gobierno de Nayib Bukele en El Salvador, lo que demuestra cifras infladas por parte de SJH.

En algunas de las otras deliberaciones o acusaciones de parte de medios de comunicación, se establecía que una reforma buscaba que una llamada pudiese servir como prueba para condenar hasta a 500 personas a la vez en juicios sumarios. A esto, un portavoz del ministerio de seguridad de El Salvador respondió: “No son juicios sumarios, esa es una manipulación. La reforma va en el sentido de acusar por organización a una estructura criminal, pues lo que se está buscando probar es la pertenencia a la organización terrorista, sobre la base del territorio que esa estructura había definido como de ella…”

Otra de las narrativas impulsadas es que el gobierno salvadoreño se encuentra condenando a menores de edad sin el debido proceso, basándose solo en lo dicho por los agentes captores. Un artículo en Infobae escrito por Silva Ávalos indica: “De acuerdo con la abogada Escobar, unos 600 menores han sido ya condenados con base, únicamente, en lo dicho por agentes captores”.

Sin embargo, datos de la fiscalía de El Salvador que fueron revisados por Informe Orwell, muestran que no son 600 los menores de edad condenados, realmente han sido 962, de un total de 1059 imputados, lo que indica un 91 % de condenas efectivas. En este caso, las cifras eran menores a lo que indicaban las fuentes oficiales, pero en el medio se reportaron las cifras de la ONG.

Según un portavoz del ministerio de Seguridad de El Salvador, las pandillas en el país comienzan a reclutar miembros desde que son adolescentes, e incluso niños. Varios de ellos ya habrían cometido varios asesinatos antes de cumplir la mayoría de edad, pues ese es el rito de iniciación en las bandas delincuenciales.

Datos falsos sobre la economía, mentiras e intentos de difamación

El pasado 17 de septiembre, el exfuncionario del FMLN escribió un artículo en Infobae titulado: A Nayib Bukele no le cierran las cuentas: postergó pagos y asoman nuevos escenarios de un posible default. Sin embargo, lo expresado por Silva Ávalos va en la dirección contraria a los reportes de instituciones financieras como el Banco Santander que alegan: “el repunte de los bonos de El Salvador casi desafía la gravedad”.

Actualmente la deuda externa de El Salvador ronda los $11,428.0 millones, equivalente al 32.7% del PIB al mes de agosto de 2023. Se calcula que la deuda externa del SPNF del año 2027 ronde los $18,943.5 millones, esta deuda incluye un vencimiento de $800 millones que fue contraído en 2014 por el gobierno del FMLN (del cual el autor del artículo formó parte).

“El Gobierno del Presidente Bukele está cumpliendo con sus compromisos financieros sin importar qué gobierno haya contraído las deudas. Es por ello que se ha implementado una estrategia de manejo de pasivos desde el año 2022, con la cual se logró reducir la deuda de los vencimientos del 2023 y 2025 en $604 y $348 millones respectivamente, generando ahorros que superan los $278 millones”, dijo a Informe Orwell un funcionario del ministerio de economía de El Salvador.

“Dentro de esta estrategia también se enmarca la propuesta realizada por la banca local para el reperfilamiento de la deuda de corto plazo, por medio de la cual se espera reducir la deuda privada con los bancos en alrededor de $300 millones. En el corto y mediano plazo el Gobierno planea seguir desarrollando mecanismos para reducir el stock de deuda, esto es un indicio certero del compromiso que esta administración tiene para consolidar las finanzas públicas”, aseguró.

Otro de los artículos publicados por Silva Avalos, trataba de vincular al presidente Nayib Bukele con el dictador venezolano, Nicolás Maduro, con un artículo titulado maliciosamente: “La oscura trama detrás de los USD 120 millones que El Salvador deberá pagar el año próximo al régimen de Nicolás Maduro”.

La oscura trama que alega Silva Ávalos, es, una vez más, una deuda contraída por el gobierno izquierdista del FMLN, que ahora Nayib Bukele, en su carácter de presidente de El Salvador, debe honrar.

El mismo funcionario explicó a Informe Orwell de donde viene la deuda: “Con relación a la deuda emitida en el mercado local a 10 años plazo en el 2014, identificada como BONOS Vcto. 2024 por $120.0 millones, realizada durante la administración del FMLN y adquirida por el Banco de Desarrollo Económico y Social de Venezuela (BANDES), el servicio de la misma se cancela conforme a las instrucciones de pago que establece el acreedor, y en este caso, dado que Venezuela es un país sancionado por el Gobierno de los Estado Unidos de América, desde el 2018 se presentaron problemas para la transferencia de los pagos correspondientes por medio del sistema de pago utilizado para las transacciones internacionales, donde tiene participación un banco intermediario y un banco beneficiario receptor final de los fondos designados en este caso por BANDES como tenedor de dichos bonos”, y continuó.

“Ante esa situación, a fin de honrar oportunamente los compromisos de pagos de esa deuda, previa comunicación con BANDES desde el año 2019 hasta a la fecha, el pago de los respectivos intereses son depositados en la Cuenta de Fondos Ajenos en Custodia que la DGT tiene en el Banco Central de Reserva, recursos que BANDES, en su carácter de acreedor, puede utilizar directamente o por medio de los agentes que éste designe, lo cual es un tema que trasciende las competencias, atribuciones y decisiones del Ministerio de Hacienda, por tanto la administración del Presidente Bukele no ha tenido ni tiene injerencia alguna en esa temática”.

La seguridad en El Salvador y las cárceles del país

Silva Ávalos también ha criticado el régimen de seguridad en El Salvador y el control en las cárceles del país por parte del gobierno de Nayib Bukele.

Según la revista Factúm, de la que fue fundador, Ávalos fue ministro consejero, primero, y posteriormente ministro plenipotenciario en la Embajada de El Salvador en Washington D.C. entre noviembre de 2009 y agosto de 2012, durante el gobierno del izquierdista FMLN, liderado por Mauricio Funes.

Durante el 2009 la tasa de homicidios por 100.000 habitantes fue de 71.2; durante el 2010, 64.8; durante el 2011, 70.3; finalmente en 2012, el último año en el que Ávalos fue gobierno, la tasa cerró en 41.5; en lo que va del 2023, la tasa de homicidios en El Salvador es de 2.3.

En otro de los artículos, Silva Ávalos criticaba la tasa de muertes en las cárceles del país titulando: “Una persona muere cada cuatro días en las cárceles de Nayib Bukele en El Salvador: Mientras el presidente proclama al mundo el éxito de su estrategia de seguridad pública, se acumulan las historias de tortura y muerte tras las rejas».

Al respecto, Informe Orwell indagó sobre las tasas de muerte en prisiones antes del gobierno de Bukele para tratar de evaluar si se trataba de un número extraordinario, o de fallecimientos por causa natural y/o enfermedad. En el 2017, un año antes de llegar el actual mandatario al poder, se registraron 146 muertos en las cárceles de El Salvador, es decir, fallecía un preso cada 2.5 días, según datos de la Dirección Nacional de Centros Penales, en ese entonces, además, la población carcelaria era aproximadamente la mitad que en la actualidad.

Justo en el 2017 (cuando gobernaba el FMLN al que pertenecía Silva Ávalos), Juan José Martínez d’Aubuisson, un antropólogo que vivió con las pandillas, opositor del gobierno de Bukele escribía en Insight Crime: “Las cárceles tienen muchos problemas comunes. Tanto en la prisión de Cojutepeque como en la de Ciudad Barrios, los presos duermen en pequeños cuartos donde cuelgan hamacas e instalan otros improvisados camastros unos sobre otros. Celdas diseñadas para 10 presos tienen hasta 50. Y hay problemas de ventilación e iluminación. Un exconvicto dijo que varios presos enloquecieron debido al hacinamiento y la falta de luz”.

Martínez d’Aubuisson también se haría eco en el Mainstream Media denuncias contra el régimen de seguridad en El Salvador, escribiendo artículos en el Washington Post titulado: “Las maras están desapareciendo en El Salvador. Su lugar lo toma la mafia del Estado”

Martínez, que también ha trabajado para el medio financiado por George Soros, El Faro, ha declarado que “las pandillas cumplen un rol social en El Salvador”.

Emmanuel Rincon

Emmanuel Rincón es un escritor y abogado con premios literarios internacionales y 8 libros publicados. Es CEO de Informe Orwell y la consultora política Regional Renaissance

Informe Orwell es un medio de información independiente que parte de dos principios base para su funcionamiento: verdad y libertad.

En tiempos donde la mayoría de los medios de “comunicación” se han transformado en vehículos de propaganda del poder establecido y los políticos, nuestro equipo busca contrarrestar la desinformación hegemónica y sacar a relucir las noticias que incomodan al eje dominante.

Si está en sus posibilidades, le agradeceríamos donación de recursos que emplearemos en mantener operativo nuestro sitio web, pagar servidores y los salarios de nuestro equipo, para así poder seguir informándoles.

Cualquier donación es bien recibida.

                 

También agradecemos que comparta nuestro trabajo en redes sociales para poder llegar a millones de personas en el mundo.

Te recomendamos leer: