Denuncian a jerarcas del Partido Comunista de Cuba por robarse 133 toneladas de pollo valorado en 1,35 millones de dólares

El descontento ha generado que se realicen destituciones en los niveles más altos de la jerarquía ministerial del castrismo.
Foto de Guille Álvarez en Unsplash

En Cuba se han desatado nuevas protestas, luego de que se denunciara el robo masivo de 133 toneladas de pollo destinado a la venta subvencionada, por parte de jerarcas del Partido Comunista.

El suceso, que se estima ha dejado ganancias ilícitas por un valor de 1,35 millones de dólares, ha desatado una ola de reacciones en la sociedad cubana. El descontento ha generado que se realicen destituciones en los niveles más altos de la jerarquía ministerial del castrismo.

Este acto de corrupción no solo representa un duro golpe para la economía del país, sino que también ha exacerbado una crisis alimentaria que ya estaba en pleno apogeo debido a las políticas socialistas implementadas desde hace más de 6 décadas, que ha obligado a los ciudadanos a depender de las dádivas del Estado. En un momento en el que los cubanos luchan por acceder a productos básicos como medicinas y combustible, la pérdida de una de las principales fuentes de proteína es simplemente devastadora.

La forma en que se llevó a cabo el robo revela una trama sofisticada y la complicidad de múltiples actores, tanto dentro como fuera de la empresa estatal manejada por jerarcas del régimen, Copmar. Los perpetradores contaban con la colaboración de empleados de la empresa, quienes les facilitaban el acceso a las instalaciones, además de haber desarrollado un método para burlar los controles de seguridad.

Las consecuencias de este acto de corrupción no se limitan solo a la esfera económica. La indignación pública es palpable, pues las autoridades han venido acusando durante décadas al embargo comercial de EEUU como motivo de la precariedad en la isla, sin embargo, este tipo de acciones, deja en evidencia las fallidas políticas económicas en la isla y la corrupción galopante entre las autoridades.

El escándalo fue de tal envergadura que la televisión estatal se vio en la obligación de darle cobertura al evento. Los responsables del robo ingresaban de madrugada a las instalaciones de la empresa estatal Copmar, dependiente del Ministerio de Industrias Alimentarias, y con un camión se llevaban cientos de cajas de pollo congelado.

Cada caja se revendía a 3.800 pesos cubanos (158 dólares al cambio oficial), cuando el salario medio es de 4.200 pesos. En el mercano negro ese producto puede alcanzar precios muy superiores.

Ian Orwell

Ian Orwell es el editor en jefe de Informe Orwell, viajó desde el futuro para alertar a la humanidad sobre los peligros del totalitarismo y el colectivismo

Informe Orwell es un medio de información independiente que parte de dos principios base para su funcionamiento: verdad y libertad.

En tiempos donde la mayoría de los medios de “comunicación” se han transformado en vehículos de propaganda del poder establecido y los políticos, nuestro equipo busca contrarrestar la desinformación hegemónica y sacar a relucir las noticias que incomodan al eje dominante.

Si está en sus posibilidades, le agradeceríamos donación de recursos que emplearemos en mantener operativo nuestro sitio web, pagar servidores y los salarios de nuestro equipo, para así poder seguir informándoles.

Cualquier donación es bien recibida.

                 

También agradecemos que comparta nuestro trabajo en redes sociales para poder llegar a millones de personas en el mundo.

Te recomendamos leer:

¿Nos brindas un café?

Tu apoyo es indispensable para poder sostener nuestro equipo e informar a la población.