Así se infiltró la DEA en la campaña presidencial de López Obrador para descubrir sus vínculos con el narcotraficante Cartel de Sinaloa: Operación Polanco

Las revelaciones incluyen detalles sobre pagos supuestamente entregados a Soto por el cártel, dinero que habría sido canalizado hacia la campaña de AMLO
López Obrador By EneasMx - Own work, CC BY-SA 4.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=91570025

En un giro sorprendente, se ha destapado la colaboración entre un destacado cártel mexicano y la campaña presidencial de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) en 2006, según informes de la Administración para el Control de Drogas (DEA) de Estados Unidos. La investigación se centró en Mauricio Soto Caballero, un consultor con oscuros vínculos, cuyo arresto fue planeado en McAllen, Texas, como parte de una operación encubierta.

La DEA, aprovechando la oportunidad de desmantelar una red de tráfico de cocaína, consideró que Soto no solo buscaba entrar en el mundo del narcotráfico, sino que también representaba una pieza clave para desentrañar posibles lazos entre el crimen organizado y la alta política mexicana.

En el trasfondo de la trama, Soto había acordado recibir un vehículo con 10 kilogramos de cocaína como parte de la operación encubierta. Después de cruzar la frontera y encontrarse con un agente encubierto, Soto recibió las llaves del automóvil con la droga, a cambio de lo cual se le prometió un kilogramo adicional de cocaína como recompensa. Sin embargo, poco después, la DEA lo arrestó en su habitación de hotel.

Lo impactante de este caso no radica en las acusaciones de tráfico de drogas, sino en la revelación de que Soto, en el pasado, había desempeñado un papel en campañas políticas, incluyendo la de Andrés Manuel López Obrador. Según los agentes de la DEA, durante las elecciones presidenciales de 2006, Soto habría trabajado como coordinador político para AMLO y, entre otras tareas, canalizado millones de dólares desde una organización de narcotráfico mexicana hacia la campaña del ahora presidente.

Esto se basa en más de una docena de entrevistas con actuales y exfuncionarios de aplicación de la ley y diplomáticos que prefieren permanecer en el anonimato por no estar autorizados a hablar públicamente o por razones de seguridad.

El caso, desde sus inicios, representó un desafío atípico para los agentes, quienes se aventuraron a investigar a un candidato presidencial potencialmente involucrado en actividades ilícitas. Este tipo de indagaciones ilustra cómo el crimen organizado busca infiltrarse en los niveles más altos de la política.

El artículo de Insight Crime revela que, en esta etapa de la investigación, los agentes aún estaban centrados en AMLO. Soto fue presentado con dos opciones: enfrentar un proceso legal en McAllen antes de ser extraditado a Nueva York, o cooperar y viajar de inmediato a Nueva York, donde los fiscales discutirían un posible acuerdo a cambio de su colaboración. Soto optó por la segunda opción.

Cuando Andrés Manuel López Obrador decidió postularse para la presidencia en 2006, México experimentaba un periodo de transformación política. Con la derrota del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en 2000, se rompía con 71 años de dominio político, y el conservador Partido Acción Nacional (PAN) asumía la presidencia. Al mismo tiempo, AMLO, líder del Partido de la Revolución Democrática (PRD), se convertía en alcalde de la Ciudad de México en 2000 y dejaba el cargo en 2005 con una alta aprobación, consolidándose como candidato presidencial del PRD para 2006.

La investigación sugiere que durante este periodo de cambio, el cártel Beltrán Leyva buscó un encuentro con representantes de AMLO en 2005, en un hotel de Nuevo Vallarta. Se afirma que se acordó un trato: el cártel financiaría la campaña presidencial de AMLO, y a cambio, el equipo de AMLO ofrecería al cártel la primera opción para designar al fiscal general, proporcionándole influencia sobre las decisiones judiciales y, por ende, impunidad en el tráfico de drogas.

Las revelaciones incluyen detalles sobre pagos supuestamente entregados a Soto por el cártel, dinero que habría sido canalizado hacia la campaña de AMLO. Sin embargo, las elecciones de 2006 no siguieron el guion previsto, ya que AMLO perdió por un estrecho margen frente a Felipe Calderón del PAN.

La investigación continúa desentrañando eventos que se desarrollaron en los años posteriores, marcados por la violencia y la desaparición de figuras clave, como Pancho León, candidato al Senado por AMLO, y líderes del cártel Beltrán Leyva. También destaca la complejidad de la colaboración del informante, Roberto López Nájera, quien cambió de bando después de conflictos internos en el cártel y se convirtió en pieza clave para las autoridades estadounidenses.

Pueden seguir leyendo sobre la Operación Polanco en el artículo de Insight Crime.

Ian Orwell

Ian Orwell es el editor en jefe de Informe Orwell, viajó desde el futuro para alertar a la humanidad sobre los peligros del totalitarismo y el colectivismo

Informe Orwell es un medio de información independiente que parte de dos principios base para su funcionamiento: verdad y libertad.

En tiempos donde la mayoría de los medios de “comunicación” se han transformado en vehículos de propaganda del poder establecido y los políticos, nuestro equipo busca contrarrestar la desinformación hegemónica y sacar a relucir las noticias que incomodan al eje dominante.

Si está en sus posibilidades, le agradeceríamos donación de recursos que emplearemos en mantener operativo nuestro sitio web, pagar servidores y los salarios de nuestro equipo, para así poder seguir informándoles.

Cualquier donación es bien recibida.

                 

También agradecemos que comparta nuestro trabajo en redes sociales para poder llegar a millones de personas en el mundo.

Te recomendamos leer: